martes, junio 14, 2011

14 de junio, hace 52 años...

El 14 de junio de 1959 se dio inicio a la mas contundente de las respuestas armadas contra la tirania de Rafel Trujillo.
Un grupo de jóvenes  tomaron la representación de toda una generación y todo un país humillado y enfrentaron valientemente la mas temible dictadura de America y decidieron dar la vida por su pais.
Hoy, 14 de junio de 2011, para vergüenza, al revisar los principales diarios del país nos encontramos con el hecho de que, por su despliegue, han demostrado que califican este hecho titánico realizado por los estos aguerridos jóvenes, un evento de tercera importancia. Una pena, mas aún cuando se necesita reconocer y recordar los ejemplos de valor que han logrado modelar a duras penas la dominicanidad. Sin embargo lo que hacemos es olvidarlos. Es el "efecto Duarte”, y así mismo como fue relegado humillado y desterrado Juan Pablo Duarte, asi mismo se trata de relegar al olvido a aquellos que “cayeron por la libertad”.
(Haga click sobre la imagen para ampliar)
En 1998 escribí un articulo que titulé “ Atavismo Impúdico” donde planteaba que esta generación no tiene compromisos de sangre en el proceso de lucha por la construcción de la democracia dominicana y su compromiso es con el dinero.
Hay que tratar de superar estas lacras y una manera de hacerlo es recordando a aquellos que fueron capaces de entregar sus vidas por unos ideales que aun no se han podido materializar y que, peor aún, se han estigmatizado como “idealismos” o “utopias” como si tener ideales y visión de futuro fuera algo malo y se le ha opuesto el “pragmatismo”, un pragmatismo signado por la inmoralidad, decimos nosotros.
En esta oportunidad PenéLopE quiere rendir homenaje a la Raza Inmortal y le presentamos a nuestros lectores un articulo que publicara en el Suplemento Cultural “Areito” del periodico “Hoy”, en el 2008 sobre el hermano de Mamá, mi tío, Danilo Valdés Borges, quien fue de los expedicionarios que vinieron por Maimón en aquella epopeya heroica que comenzó a socavar las bases de la dictadura. Este articulo se lo dediqué a Mamá, Marina Valdés Borges Vda. Rancier, en aquel entonces hospitalizada antes de su partida.
OR





Danilo Valdés Borges Un Héroe Olvidado.
Soñador,  inquieto e inconforme.

 A Marina Valdés Borges Vda. Rancier, allá en su Estrella, donde quiera que esté....

Mi madre, su hermana, lo describe con estas tres palabras, características que marcaron su sino como miembro de la Raza Inmortal, aquel grupo de jóvenes enganchados en la utopía que ofrendaron su vida por un futuro mejor para nuestro país.
Tío Danilo, fue uno de los cinco hijos engendrados por la unión entre don Reynaldo Valdés, pundonoroso caballero que  fungió como Director de Migración en el primer periodo de gobierno de Trujillo y María Borges una hermosa mujer sureña.
Desde muy joven, Danilo mostró esa inquietud personal y en una ocasión sustrajo un pequeño revolver de su padre y, alardeando frente a otros niños, se le disparó accidentalmente y casi le cercena un dedo.
Romántico empedernido, solía regodearse en la escritura de poesías y, a decir de mi madre ¨era muy buen escritor que usaba unas metáforas encantadoras¨, lo cual ha sido corroborado por Tulio Arvelo, su amigo. Mamá termina diciendo con nostalgia  ¨era un bohemio, un soñador, un poeta…¨.
Asfixiado por el clima de la dictadura abandona el país a los 25 años y se radica en New York, donde hace contacto con los grupos  anti trujillistas que planeaban la invasión de Luperón, en la que estuvo involucrado también.
Para finales de los 50, y luego del triunfo de la revolución cubana, se traslada a Cuba para iniciar los entrenamientos para la invasión del 59. Fue uno de los fotógrafos de la expedición, por lo que existen pocas fotos suyas en entrenamiento, este dato le fue confirmado a mi hermano Amaury por el profesor Bosch.
Fue de los que trataron de desembarcar por Maimón en la lancha Carmen Elsa y en esas playas ofrenda su vida por un concepto tan maltratado actualmente como el de la libertad y la justicia social.
Cuenta mi madre, que en pleno frenesí exterminador de la dictadura, cuando nuestro vecino y amigo de infancia de tío Danilo, Guillermo Peña, anunciaba con su voz estentórea ¨Muerto!¨después de los nombres de los héroes inmolados, arrojaron una lengua al patio de nuestra casa, aparentemente de un animal, mamá nunca supo, y calladamente la enterró .
Sobreponiéndose al miedo que infundió la represión desatada por  la dictadura contra cualquier pariente de los expedicionarios, mi madre vistió de luto por la muerte de su hermano
Tío Danilo es un héroe olvidado, como muchos  otros. Inclusive la misma Fundación Testimonio en uno de sus últimos carteles, se olvidó de poner su nombre en la lista de los héroes. (Este error fue enmendado posteriormente. OR)
Este es un pequeño homenaje de quien se siente orgulloso de la acción y el valor de su tío, justamente hoy cuando tantos farsantes,  levantando el estandarte neoliberal y proclamando la muerte de las utopías, expolian y corrompen la patria que esa Raza Inmortal, escudada precisamente en la utopía, entendiendo que sin los sueños no existen las realidades,  trató de defender ofrendando su sangre por  esta tierra feraz y desatenta.

Omar Rancier
Junio  2008.