martes, julio 14, 2020

Reflexiones desde la epidemia. Planificación, territorialización y Gobernanza. Los retos de Planificación de un nuevo gobierno en los tiempos del COVID.

Reflexiones desde la epidemia.
Planificación, territorialización y Gobernanza. 
Los retos de Planificación de un nuevo gobierno en los tiempos del COVID.
Omar Rancier.


Tradicionalmente en nuestro país se ha realizado una planificación exclusivamente económica de espaldas a lo que realmente pasa en el territorio. A ese abordaje se le ha llamado planificación economicista”. Esta tendencia no ha necesitado otro instrumentos que los económicos para establecer sus estrategias  y por eso no se ha mostrado el debido interés a la planificación del territorio o si se quiere a la territorialización de la planificación  es decir que ignora o soslaya los aspectos medioambientales, socio-culturales e incluso institucionales en aras de privilegiar el aspecto económico y , estimo, que ésta debe ser la causa de que aún no se hayan aprobados los proyectos de Ley de Regiones Únicas de Planificación y la Ley de Ordenamiento Territorial y Uso de Suelos, ambas propuestas por mandato constitucional y por la Ley de la Estrategia Nacional de Desarrollo y ambas desde hace ya bastante tiempo, en una revisión interminable en el Congreso.


La planificación territorial es un instrumento que hace posible organizar las actividades que se realizan sobre el territorio iniciando con un diagnóstico que permita conocer las potencialidades de una localidad, así como sus necesidades y a partir de este conocimiento poder formular políticas públicas que orienten la inversión hacia el desarrollo de las potencialidades de los territorios  y a la satisfacción de las necesidades para promover el desarrollo local, convirtiendo a los habitantes del territorio en protagonistas de su propio desarrollo y por tanto en compromisarios de su sostenibilidad. Todo esto enmarcado en una planificación que responda a las diferentes escalas : la nacional, la regional y la municipal.


Cada una de estas escalas tiene su propio instrumento: el Plan Nacional de Ordenamiento Territorial (PNOT), el Plan Regional y el Plan Municipal, cada uno teniendo como referencia inmediata el plan anterior. Sin embargo, aunque se han estado desarrollando una serie de planes municipales de ordenamiento Territorial (a la fecha se han realizado 5) y se encuentra en proceso, como piloto, el Plan Regional de Ordenamiento Territorial de la Región Suroeste;  el Plan Nacional de Ordenamiento Territorial, que ha sido concebido como un documento de política que debe orientar las decisiones de carácter nacional acerca del uso del territorio, compatibilizando las diferentes políticas sectoriales, que debe ser el plan sombrilla” para los Planes Regionales y Municipales, aún no ha podido ser promulgado, aunque se tiene una propuesta formulada a la que sólo le resta cumplir con las ultimas etapas de revisión, socialización y retroalimentación.
Hasta ahora, se ha puesto la carreta delante de los caballos. Hay que reasumir la revisión y socialización del PNOT para tener un marco de actuación territorial que se valide a través de la gobernanza. Unos de los retos mas difíciles en la planificación es la de que la misma sea asumida por los actores que interactúan en el territorio, a saber; el gobierno central, el gobierno municipal y la ciudadanía.


Rafael Emilio Yunén, durante el webinar  Planificación Urbana y Gobernanza” que organizara recientemente la Dirección General de Ordenamiento y Desarrollo Territorial (DGODT), define la gobernanza como : “…proclive a la participación social de todos los actores para conseguir debates y consensos en diversas escalas de acción donde predomina la transparencia y rendición de cuentas.” Y plantea, además que  Un modelo de gestión con gobernanza de una ciudad va generalmente asociado con herramientas participativas de planificación y ordenamiento de los territorios urbanos teniendo como referencia la dinámica socioterritorial y la estructura de poder que condiciona dichos territorios.”
Para esto se necesitan dos cosas: un marco legal definido y unos instrumentos socializados y asumido por los diferentes actores.
El marco legal, está propuesto y en manos de los legisladores, y su aprobación es un mandato constitucional y una meta estratégica, es cuestión de voluntad política y podría ser un buen inicio para que una nueva administración envíe el mensaje de que, ciertamente, está asumiendo estos instrumentos para canalizar la inversión pública hacia los territorios más necesitados y hacia aquellos con mayor potencialidad, incluyendo actores empoderados y comprometidos con el desarrollo.


La socialización de los instrumentos también está propuesta e incluso se han realizado guías metodológicas para la formulación de planes municipales  y regionales de ordenamiento territorial, es cuestión de retomar estas iniciativas teniendo en cuenta que la responsabilidad del Plan Nacional y de los Planes Regionales es del Ministerio de Economía, Planificación y Desarrollo, a través de la Dirección General de Ordenamiento y Desarrollo Territorial, del Viceministerio de Planificación y que los Planes Municipales son responsabilidad de los gobiernos locales  con el apoyo técnico, validación y certificación de la DGODT. Estaría faltando el empoderamiento de los actores, principalmente los actores políticos y administrativos.
La Constitución del 2010 en su artículo 194 manda a realizar plan de ordenamiento territorial que asegure el uso eficiente y sostenible de los recursos naturales de la Nación, acorde con la necesidad de adaptación al cambio climático.” Y en el 196 establece que la región es la unidad básica para la formulación de las políticas públicas. Por su lado ley de la Estrategia Nacional de Desarrollo mandaba, en el 2012,  a formular el marco jurídico para determinar las Regiones Únicas de Planificación en un plazo no mayor de 2 años. Dicho de otra forma,  tenemos 6 años de atraso para la ley de regiones únicas y 10 años para la Ley de Ordenamiento Territorial.
En estos tiempos de pandemia, es necesario reforzar y consolidar los instrumentos y las estrategias de planificación territorial
Creo que es un buen momento para retomar unos instrumentos que se necesitan, que están formulados y que sólo requieren de la voluntad política para ponerlos en marcha, de cambiar la manera en que planificamos el desarrollo.
Es hora de hacer historia.  

viernes, julio 10, 2020

A seis años de tu partida...

Foto Víctor Durán.


Hoy, 11 de julio de 2020, el año de la Pandemia, hace ya un lustro y un año que se nos fue Emilio, y entre los arquitectos y amigos que lo queremos, así, en presente, con decir Emilio, decimos todo.

Hoy le dejo lo que publiqué en  PeNéLopE, tomado prestado de Miguel Hernandez,  aquella noche, desprovisto de palabras, luego de que Teresa me llamara llorando...

OR.


HASTA SIEMPRE EMILIO!

No tengo palabras para expresar mi dolor, y tomo prestada la del poeta militante, asi como era Emilio, Miguel Hernández.

OR



Temprano levantó la muerte el vuelo,

 temprano madrugó la madrugada, 

temprano estás rodando por el suelo. . 

No perdono a la muerte enamorada, 

no perdono a la vida desatenta, 

no perdono a la tierra ni a la nada.

Miguel Hernandez.

Elegia a Manuel Sijé









Estas fotos sobre la vida de Emilio son cortesía de Víctor Durán.





Durante la entrega del Premio Henry Klumb del Colegio de Arquitectos y Arquitectos Paisajistas de Puerto Rico en el 2003.


Al centro, Emilio da apertura al evento del Grupo Nuevarquitectura, Arquitectura ’83 en el entonces

Centro de Cultura Hispanica en 1983.


Con Luis Flores, Placido Piña y Omar Rancier durante la Segunda Bienal de Arquitectura de Santo Domingo en 1988.



Durante la entrega de certificados del seminario Arquitectura Moderna como Patrimonio Cultural. 1982


El Grupo Nuevarquitectura: Angelita Burgos, Edda Grullón, Nourys Bello, Sheyla López, Manuel Pujols, Cuquito Moré, Omar Rancier y Emilio Brea.


Durante una entrevista en Television, 1982 


Durante la Segunda Bienal de Arquitectura de Santo Domingo, la Bienal del Caché, como la llamaba Emilio.1988


Con el Ing. Ramón Báez López-Penha ( Moncito) en Bánica.


En la casa de Nourys Bello durante una cena del Grupo Nuevarquitectura, 


Durante la celebración de mi cumpleaños en UNIBE, principios de los 90. Aparecen, de izquierda a derecha:

Juan Mubarak, Nelson Toca, Emilio, Vencian Ben, José Antonio Choy, Pablo Morel, Omar Rancier y mi hija Minerva.

Con los ganadores de la XI Bienal y organizadores, de izquierda a derecha;Bienvenido Pantaleon, Constantinos Saliaris, Ylka Mendoza, Omar Rancier, Mauricia Dominguez, Emilio y Alex Martinez. 2012.




Cronopios todos. Con Jose Enrique y conmigo la víspera de su viaje a para la operación.


domingo, junio 28, 2020

Reflexiones desde la epidemia. El cine, la radio, la TV, Netflix y los libros.

Reflexiones desde la epidemia.
El cine, la radio, la TV, Netflix y los libros.

Estos dias de confinamiento, que empiezan a terminar, muchos los hemos pasado compartiendo el tiempo entre la televisión, sobre todo para mantenerse informado sobre los avances de la pandemia en el país, la lectura y el ver películas y series en plataformas digitales como Netflix. Las tres actividades son experiencias que van de lo familiar  a lo individual y único. El cine por su condición de experiencia compartida se excluye por razones de salud.



La televisión es una experiencia  que compartimos en un entorno que podríamos clasificar como familiar, de las otras dos la lectura es una experiencia individual y Netflix podría ser a su vez familiar o individual, dependiendo del medio que utilices Televisión o tablet/celular.
Estas reflexiones van sobre el cambio de escala en el uso del tiempo de ocio a que nos han sometido el desarrollo de los medio de comunicación masiva y como estos van cambiando nuestros hábitos que se dirigen cada vez más hacia la experiencia individual exacerbada por el confinamiento sanitario.


Hasta el siglo XIX la experiencia lúdica era mayormente una experiencia de dos escalas: la individual, manifestada en la lectura y la colectiva o experiencia compartida, manifestada en el teatro y los espectáculos. En 1895 aparece el cine como otra opción de experiencia compartida que compite con el teatro y los espectáculos terminando imponiéndose, como experiencia colectiva popular, a los mismos y estableciendo , en principio, hasta criterios de clase : la aristocracia prefiere el teatro y la clase popular el cine.



Con la aparición de la radio en la tercer década del siglo pasado(1921), la experiencia compartida de los conciertos se lleva a la escala familiar, lo que es reforzado entre 1930 y 1940 con la irrupción de la televisión, que se convierte en el principal y más popular medio de entretenimiento familiar compitiendo con el cine.



En la ultima década del siglo pasado(1990-1999) con la consolidación de la Word Wide Web (WWW)- el internet había sido desarrollado en 1969- se inicia una nueva era tecnológica que cambiaría la relaciones sociales, culturales y económicas del mundo y donde el internet o la www se impone como el medio de comunicación universal.



Pero lo que nos interesa abordar es como las plataformas digitales se han ido, cada día más,  adaptando a tipologías  analógicas y como estas a su vez se han constituido en modelos para plataformas como N que se han consolidados como opción de entretenimiento, con el aislamiento que ha traído el COVID-19. 
Si observamos detenidamente estas plataformas se usan cada vez mas como una experiencia de lectura. Si el cine es una experiencia colectiva que disfrutamos en una sola tanda, el libro es una experiencia individual que disfrutamos en diferentes sesiones de lectura, incluso la estructura de un texto, articulada en capítulos, no solo ayuda a poder desarrollar el discurso de forma coherente, sino que también ayuda a tenerte una referencia para las sucesivas sesiones en que normalmente dividimos una lectura.
Lo que observamos es que los formatos de Netflix (y cuando hablo de Netflix nos referimos a todas las plataformas digitales: HBO, APPLE TV, etcétera) se consumen a una escala tan individual como la lectura de un libro. Incluso, como apuntamos mas adelante, permiten su consumo como una actividad de escala familiar, cuando se ven en un aparato de televisión.
Pero volviendo a la comparación con el libro, ahora vemos películas como si leyéramos un libro: sentados en cualquier lugar de la casa y las vemos con la posibilidad de detenerla y continuar viéndola en otro momento, como hacemos con la lectura de un libro.




Hace tiempo venimos preguntándonos por qué ahora hay esa profusión de series, con diferentes episodios, con la presencia de actores y directores que hace un tiempo solo hacían o actuaban en películas. Y hemos llegado a la conclusión de que estas series es una adaptación al formato del libro en cuanto se pueden desarrollar historias mas largas divididas en capítulos, que llaman episodios, dandole así al usuario la facilidad de verla por episodios-capítulos, de acuerdo a su disponibilidad de tiempo, tal cual hacemos cuando leemos un libro. Habrá serie que la vemos de un tirón-los famoso maratones del cable- y otras que vemos más despacio, volviendo atrás, como en la lectura, para entender mejor el argumento.
Cuando muchos filósofos del internet profetizan el fin de los libros, como lo hizo Fukuyama con su fin de la historia, lo cierto es que  la historia,  como el libro, prevalecerán , este último convirtiéndose , además, en un modelo para las plataformas de entretenimiento virtual. El libro ha sido, ayudado por la imprenta de Gutenberg, el mayor vector de transmisión cultural de todos los tiempos y ha resistido la quema de bibliotecas por motivos de fanatismos, la quema de libro de los nazis; se ha sobrepuesto a la visión distópica de Fahrenheit 451 de Bradbury y Truffaut y a las censuras políticas de todo tipo.
OR

viernes, junio 12, 2020

UNA INICIATIVA IMPORTANTE





Desde 1988, cuando  el Nuevarquitectura  dedica la segunda Bienal de Arquitectura de Santo Domingo al Maestro  de la arquitectura moderna dominicana, Jose Antonio Caro Álvarez, la Fundación Caro inició  el apoyo a los proyectos de grado y las tesis aportando la dotación  de la categoría de Estudiantes en las bienales siguientes. Hoy, a través de Pinturas Popular dada un paso hacia el futuro, instaurando el Premio a la Excelencia Estudiantil , mención Arquitectura, José Antonio Caro Álvarez.

Como parte del proceso de promover esta importante iniciativa hoy, viernes 12 de junio iniciando a las 5:00pm desde la plataforma de la Mesa de Discusión de la Facultad de Arquitectura y Artes de la Universidad Nacional Pedro Henríquez Ureña, se realizará  el Webinar "Conversando sobre Jose Antonio Caro Álvarez"  con la participación de los miembros de la familia Caro, arquitectos, Jose Antonio-Tony-Caro Ginebra, Danilo Caro Ginebra y Juan Caro Gómez y los destacados  arquitectos  Gustavo Moré, Mauricia Dominguez, Alex Martínez y  el reconocido sociólogo José Del Castillo.
Se accede a través del canal YouTube UNPHU RD.
Espero que puedan acompañarnos.
OR

PROGRAMA




domingo, mayo 17, 2020

Reflexiones desde la epidemia. Discepolismo, gatopardismo y oportunidad.

 Reflexiones desde la epidemia.
Discepolismo, gatopardismo y oportunidad.
 Omar Rancier

Que el mundo es y será
una porquería, ya los sé
En el quinientos seis 
y en el dos mil también.
Enrique Santos Discépolo.
Cambalache. Tango.



Tengo la sensación de que a pesar de todas las buenas predicciones sobre la reformulación de esta sociedad regida por el llamado capitalismo salvaje y el neoliberalismo hacia una sociedad mas justa y respetuosa del medio ambiente, comprometida con una economía circular, resiliente y equitativa, se quedará en buenas intenciones, que, como sabemos, pavimentan el camino del infierno. Y lo creo porque las epidemias han sido acompañantes del desarrollo de la humanidad y que el elemento común de las mismas, el hombre, no ha cambiado su comportamiento depredador desde las sociedades tribales hasta la fecha.
Por eso hago la cita del famoso y delicioso tango, “Cambalache” del porteño Enrique Santos Discépolo, de 1936.
Sin embargo, sí creo que esta particular pandemia representa una oportunidad para revisar determinados comportamientos autodestructivos y que el éxito de dichas revisiones dependerá sobre todo de la construcción de una nueva conciencia que debe ir soportada por la salud, educación y el desarrollo económico con visión de desarrollo humano, en ese orden. Depende, además, de la capacidad de nuestros políticos de administrar de manera inteligente y sensible la cosa publica. Pero me temo, y esto arriesgándome a que me tilden de pesimista, que eso es algo muy peregrino.
Sin embargo, nuestro políticos se enmarcan mas en el llamado “gatopardismo”. A mediados de la década de 1950, el aristócrata italiano Giusseppe Tomasi di Lampedusa escribe  “El Gatopardo”, su única novela, publicada en 1959 luego de ser rechazada por varias editoriales, que fue llevada al cine magistralmente en 1963 por Luchino Visconti. En la novela el personaje principal , Don Fabricio, dice la memorable frase: "Si queremos que todo siga como está, necesitamos que todo cambie" 
Esta es la esencia del gatopardismo, que el bien recordado padre Jorge Cela resumió en aquel “Mas de lo mismo.”
En medio de la crisis seguimos viendo las mismas manifestaciones de personalismo  en unas redes sociales donde compiten los mensajes sociales optimista con la más burdas expresiones de egolatría expresada por divas y mega divas, comentaristas sociales que siguen pensando en las alfombras rojas llenas de personajes fabricados, “ influencers” que se dedican a publicar las escenas más grotescas con la única finalidad de sumar “likes”,  un sector financiero cerrado a cruz y raya a defender sus ganancias a costa de los aportes de los trabajadores  y políticos que se aprovechan de la crisis de salud para venderse como salvadores.
Ese es el la panorama que se nos presenta todos los días, acompañado del sonsonete morboso del conteo de los fallecidos que nos recuerda aquellas horribles transmisiones radiales de Guillermo Peña contando los muertos de la Raza Inmortal que en junio de 1959  “llegaron llenos de patriotismo” a ofrendaron sus vidas por una Patria mejor.
En el ínterin, se pierden las oportunidades de planificar para el futuro tratando de corregir problemas que nos abruman y que han tomado cuerpo por falta de voluntad política y administrativa. 
Y para muestra hay tenemos el caso del vertedero de Duquesa, donde los gobiernos locales del Gran Santo Domingo ponen de manifiesto su incapacidad administrativa al tratar de solucionarlo con tercerizar la recolección y disposición de los desechos urbanos,  negándose a abordar el meollo del asunto que tiene que ver con esa incapacidad administrativa que se manifiesta en la política clientelista que arrasa con el país.
Camiones cargados de varillas alineados en el Malecón. Se supone que el sector de la construcción es uno de los primeros que se abrirá. foto OR

O el tema del transporte pesado por el Malecón, que, para mi asombro, de nuevo ha tomado la ruta del Malecón con sus camiones contaminantes desplazándose a cualquier hora y a toda velocidad por esta importante vía, cuando bien pudo aprovecharse esta pausa sanitaria para asumir, por parte de la municipalidad, el control de esta y de muchas otras vías agredidas por camioneros, choferes de concho, guaguas, voladoras y conductores privados.
Tenemos el tema de implementar de una vez por todas,  el sistema integrado de transito y transporte interrelacionando el Metro y el Metro Cable con el sistema de autobuses y comenzando a controlar la entrada indiscriminada del transporte interurbano hasta el centro de la ciudad.
Pensando en otra escala, ahora también es buen momento para iniciar la planificación de la inversión publica en el territorio a partir de los diagnósticos territoriales que se han realizado para los diferentes planes de ordenamiento. Pero lamentablemente solo se piensa en la planificación económica que solo se ocupa de proteger grandes intereses y en una crisis política que solo demuestra el apetito voraz de los políticos de todos los partidos.
Estamos entre Escila y Caribdis , entre la crisis de salud y la crisis político-económica, y parecería que cualquier derrotero que tomemos nos lleva de vuelta al caos pre covid-19  con la  desventaja de que aun no contamos con un Odiseo que pueda navegar entre los dos monstruos.
En esta situación tan particular y rara estamos dejando pasar las oportunidades, no de resetear la sociedad, sino de mejorar algunas situaciones que se pueden mejorar.
Sigo pensando en Discépolo y en Lampedusa – también en Sor Juan Ines de la Cruz y su “ Hombres necios que acusais la mujer sin razón…” y el incremento de la violencia intrafamiliar.
Soy optimista, siempre lo he sido y quiero seguir siéndolo y seguiré aferrado a la utopia, pero me seduce “cambaleche”.

sábado, mayo 09, 2020

41 años (2)



En esta segunda entrega sobre los 41 años de Nuevarquitectura, publicamos otros testimonios de amigos que desde el principio dieron apoyo y acompañaron al GNA.
Gracias a todos y cada uno de ello por el soporte continuado que hemos recibido.
OR
Arquitectura Contemporánea en la República Dominicana. Primer evento de Nueva Arquitectura, organizado juntamente con el CODIA y el Centro de Javier. 1981

41 años y contando… Recuerdo aquel grupo de jóvenes arquitectas recién graduadas a final de los años 70. Cargando cada una de ellas una maleta de sueños y fieles a la locución latina “Sapere Aude”… “Atrévete a Aprender” de Horacio, s.1, a.C., conforman un espacio de estudios sobre arquitectura y urbanismo que se llamaría Grupo Nueva Arquitectura o GNA. El resto, es una historia de hechos conocidos, que abriría el camino a espacios de diálogo en una escena del quehacer en la arquitectura de la República Dominicana con ramificaciones que posteriormente se adentraron en todo El Caribe con intercambios continuos entre las islas: Puerto Rico, Cuba, Martinica, Guadalupe … El GNA irrumpe en un panorama de debate de ideas ante la carencia de voceslocales en esos años y la limitación al acceso de publicaciones y eventos de arquitectura. Sus primeras propuestas concretadas en la publicación de un órgano de difusión modesto, y luego con aquella exposición en Casa de Teatro de Santo Domingo, de trabajos sobre la producción en los talleres de arquitectura y urbanismo, que marca un gran momento de apertura, encuentro y solidaridad que fueron tan necesarios para el avance de la actividad profesional. Hoy celebramos con gran júbilo estos 41 años de presencia del GNA (Nuevarquitectura) en medio de la incertidumbre de una pandemia y de una producción de arquitectura cada vez más deshumanizada, light e intrascendente…una especie de “pret-a-porter” mercantilizada; con el deseo de que una nueva generación de jóvenes arquitectos pueda abrir sus maletas cargadas de sueños y esperanzas que ayuden a construir el futuro como un lugar accesible y digno para todos.

Marcelo Alburquerque. Mayo 04, 2020

Marcelo Alburquerque. RD



Hoy, cuando el grupo Nuevarquitectura cumple 41 años de haber sido creado, lo hace en medio de una pandemia que nos hace repensar la importancia de las cosas. Alguien dijo que este Virus ha hecho que lo invisible se haga visible.

El grupo Nuevarquitectura siempre, en sus 41 años, ha tratado de que lo invisible de los asentamientos humanos, para los gobernantes y políticos se haga visible.

Recuerdo,tan lejos como el 1995, que hicimos un evento en la UNPHU, donde el Grupo tuvo una participación muy activa, donde participaron, además de los más notables profesionales nacionales, grupos barriales, ONGs e invitados extranjeros, de la universidad de la Florida, de Hardvard, de Cuba, Puerto Rico y del Peru, haciendo propuestas para que esa realidad “invisible” de nuestro territorio y su población fuera sentida e incorporada a la gestión de los gobiernos nacionales y locales. Sin embargo ahí están las conclusiones de este evento que hoy tienen tanta actualidad como entonces.

El Grupo, encabezados por muchos años por Omar Rancier y Emilio Brea nunca han descansado en este afán de hacer visibles las necesidades de nuestra población. Los felicito por la insistencia incansable de que lo invisible se haga visible.

Cristobal Valdéz. RD



41 AÑOS DE NUEVA ARQUITECTURA

Miguel D. Mena

Sabes de ellos. Los lees. La ciudad sobre las que se deslizan también es la tuya, pero sabiendo que ellos la pensaban con tanta brillantez, pasión, tu ciudad se va ampliando. Como en el poema de Octavio Paz recuperado por la Rayuela del gran cronopio: los ecos de los pasos que resuenan en otras calles –o algo así, que cito con mi mala memoria.

El Santo Domingo de los Ochenta se me presenta en blanco y negro. En aquellos años de estudios de Sociología en la UASD, de colaborar en El Nuevo Diario, tenía de vecinos en aquellas páginas a unos arquitectos que escribían cosas maravillosas en “La hoja de arquitectura”. Tenía un folder para ellas, siempre había imágenes e ideas de esas que no te dejan y se integran en tus neuronas. Pero ellas iban más allá: las confirmabas en la ciudad, las sufría en Gascue, te caían encima en La Feria, El Conde e incluso, en la plaza de la bandera. Leías a Umberto Eco, a Manuel Castells o te despachabas en conversaciones sobre Gropious, y los fines de semana ya en “La hoja” muchísimas claves estaban siendo aclaradas.



Ibas a Casa de Teatro o al Centro Cultural de España y en su patio estaban ellos. Pasabas por el Palacio y ahí también estaban ellos. Comenzó entonces la Bienal de Arquitectura, una generación en el tardío perredeísmo –entre el suicidio de Antonio Guzmán y los desastres de Jorge Blanco, con el postre de los que no sabíamos sería el nuevo decenio del Balaguerismo ahora recauchado con los aires de la democracia-, y ahí también estaban ellos.

El poeta Pedro Mir en Arquitectura 83 en República Dominicana. En la mesa:
Omar Rancier, Pedro Vergés, Doña Carmen Quidiello de Bosch y Miki Vila en el patio del entonces Centro  de Cultural Hispánica. 1983


Samurais del pensamiento, gente que daba la cara en el aula, los centros culturales, en la calle y sus oficinas, eso era el Grupo Nueva Arquitectura.

Eran jóvenes profesionales de calidad, intelectuales responsables en el hacer y decir, y han seguido así, siempre con la frescura en las ideas. Recuerdo al más ortodoxo de todos, tal vez el más efusivo, al siempre querido y más que recordado Emilio José Brea. Tengo clara la última vez: desayunamos con Omar Rancier en el Palacio de la Esquizofrenia, dimos luego un pequeño paseo hasta la puerta del Edificio Diez, y como siempre pasaba, tenía la sensación de que ambos asumían El Conde como un patio de la infancia, como la misma piel rayada los tiempos, como las montañas rocosas, como si de repente los hermanos González los estuviesen esperando detrás de la mesa 33 y Abreu estuviese trayendo sendos cafés con leche con azúcar de dieta para que el mundo de Comala se completase.

Ahora que andamos medio enfantasmados, como el Zorro o como ladrones de banco, celebro nuevamente a Nueva Arquitectura. Me alegra la familia amplísima de arquitectos que piensan, viven, celebran, lloran, registran, asumen esta ciudad y esta media isla como sus otros corazones.

¡Salud!

Miguel D. Mena. RD



El Grupo Nueva Arquitectura (GNA) es una iniciativa originada en un grupo de mujeres arquitectas recién graduadas (Sheila, Edda, Angelita, Fátima y Nourys) que fueron capaces de abrir su interés privado por el estudio y la crítica de la arquitectura en un dominio abierto y democrático incorporando a otros jóvenes egresados y conectando con la profesión y la sociedad.
En sus 40 años Nuevarquitectura ha hecho aportes significativos a la difusión y a la crítica de la arquitectura y el urbanismo. Exposiciones, bienales y publicaciones han sido estímulos a la excelencia de la practica, a la participación de generaciones de diseñadores al debate de las ideas. Su impresionante producción editorial sobre arquitectura y diseño urbano es registro y testimonio de un entorno abierto y propenso al debate. Sus “100 Hojas de Arquitectura" lo confirman.
En la foto de arriba: Remedios Ruiz (+), Serge Lechimy ( Martinica), Omar Rancier, Emilio Brea (+) y Yuyo Sánchez. Primer Encuentro de Urbanismo y Arquitectura de Las Antillas. 1989. UNPHU.

El impacto GNA trasciende fronteras, vincula generaciones de profesionales y académicos del Caribe y Centroamérica en un intercambio intelectual y profesional cualitativo que potencia el desarrollo de relaciones humanas mas allá de amistades ligeras.

Abrazos,

Julio Andrés Sánchez (Yuyo). RD



Otra Carta de Plácido Piña, merece una explicacion especial. Cuando Nuevarquitectura inicia las publicaciones de la Hoja de Arquitectura en El Nuevo Diario, un periódico que recién empezaba a editarse, Plácido comenzó un breve periodo de colaboración en las Hojas con una columna que tituló Otra Carta y en su primera entrega explicaba que el título era un homenaje al periodista Radhamés Gómez Pepín, que publicaba una columna en El Nacional que se llamaba Una Carta, e incluso la presentación del título era igual a la de Gomez Pepin, letras blancas sobre un cintillo negro.
OR

Otra Carta (whatsapp) a Nuevarquitectura

En cuarenta años y días de nuevarquitectura (incluyendo confinamiento) han pasado dos generaciones y un viaje de promociones de arquitectos y arquitectas, y de urbanistas y diseñadores urbanos. Nuevarquitectura surgió en una etapa en que la arquitectura dominicana se debatía entre lo figurativo y lo abstracto, y entre afectos y desafectos. Su “cienhojasdearquitectura" lo testifican. Ahora, con la mitad de su alma entre ánimas wagnerianas danzando trastocadas por la sequía, surge la inquietud de su implicación de cara al futuro.
Hoja de Arquitectura con el anuncio de Arquitectura'83 donde se usó un  boceto de Plácido para el concurso del edificio de Central de Créditos. 1981.


En cuarenta años todo ha cambiado en los paradigmas sociales y culturales, y en la práctica del diseño urbano y la arquitectura. Ahora toca pensar en conectar con una generación “underforty” a la que toda esa historia de debates ideológicos le es ajena. Toca entender y conectar con esa pléyade de talentos que buscan en el “marketing” del diseño nuevos espacios de participación. Se abre una nueva perspectiva de cara al futuro.

En el centro, Luis Flores, Cristóbal Valdéz y Plácido Piña en el taller de Santo Domingo 2000, veinte años después. UNPHU 1995.


Cuarenta años que invitan a la celebración con esa mezcla de alegría y nostalgia. Me uno a la celebración alegre y al futuro.

Mi afecto,

ppina


Plácido Piña. RD



Fuimos diferentes gracias a NUEVARQUITECTURA

Por José Antonio Choy

Me ha pedido mi amigo Omar Rancier, en ocasión del 41 aniversario de NUEVARQUITECTURA, recordar las huellas que en mi memoria y en la historia reciente del Caribe, dejó este grupo creado por valiosas jóvenes en 1979 y que Emilio Brea y el mismo Omar hicieron crecer y echar profundas raíces.

Muchos son los méritos del GNA, tanto dentro como fuera de la República Dominicana, como han reconocidos en valiosos testimonios los amigos dominicanos y de otras partes del Caribe. Cabe señalar, entre estas virtudes, la inmensa labor de promoción cultural desarrollada por el grupo en estas más de cuatro décadas, unida a la divulgación de los valores de la arquitectura del Movimiento Moderno en nuestra islas, la defensa del patrimonio como legado hacia nuestra proyección al futuro y el constante estímulo al debate y la polémica constructiva e inteligente.

Sin embargo, quiero resaltar un mérito que para mí es fundacional: el GNA nos iluminó y nos mostró los unos a los otros en el Caribe, para que nos conociéramos. Y no sólo nos conocimos, nos reconocimos en las esencias de nuestra arquitectura y de la luz de nuestras culturas comunes.

Hace 31 años , que Nuevarquitectura nos reunió en Martinica, en la bella Fort de France, en un inolvidable “Encuentro de las Antillas”. Por Cuba, íbamos Fernando Salinas, Roberto Segre y yo, que unidos a importantes representantes de Dominicana, Martinica, Puerto Rico, Jamaica y Guadalupe entre otras islas del Caribe, formamos una cofradía cómplice e imperecedera. Arquitectos todos, que inmediatamente nos reconocimos como amigos y quizás me atrevería a decir, que por tantas afinidades y sentimientos comunes: ¡como hermanos!

En 1991 se celebra en Santiago de los Caballeros el Tercer Encuentro de Urbanismo y Arquitectura de las Antillas. Previo al encuentro Fernando Salinas imparte el curso La Tercera Piel en la UNPHU.

Ese fue un encuentro único. Abrió las puertas al intercambio regional, mediante otros encuentros de las Antillas, bienales, exposiciones, y la relación fértil de los arquitectos que fuimos diferentes ¡desde ese momento!


Gracias a todos los fundadores del grupo, a la memoria de Emilio y a ti, Omar y tus seguidores que continúan al lado del árbol de NUEVARQUITECTURA, velando por que sus ramas sigan creciendo y su luz nos ilumine ¡siempre!

José Antonio Choy. Cuba