lunes, enero 07, 2019

Por Amor a Zuna




Por Amor a Zuna.

Zuna es Zunilda Durán, viuda de mi hermano Matiita, madre de Abdalita, Benrubi y Hamlet. Zuna se nos fue,”como del rayo”, este sábado víspera de Reyes y se fue con su mirada transparente, una mirada que te podía fulminar cuando era preciso,  y su sonrisa bondadosa.
De Zuna guardo los mas bellos recuerdos de cuando era joven e indocumentado y me iba a pasar la Semana Santa en aquella casa de madera y alzada sobre pilotes del Batey de Sosúa, en Puerto Plata. Matiita  trabajaba en la empresa de los judíos que Trujillo habia dejado entrar, como parte de su plan de blanquear la población dominicana, cuando ningún pais en América lo aceptaba, a finales de los años 30 del siglo pasado. Fueron los años previos a la guerra de abril del 65 y la familia se iba esa semana a pasarla en la idílica Sosúa, con su playa y con el Oasis, un bar al que nunca fui porque era apenas un niño, pero me quedé con el nombre en mi memoria y con el deseo de haber ido.
Esa semana Zunilda se multiplicaba en atendernos, recuerdo los desayunos con los productos Sosúa que nos preparaba, ahí descubrí el paté de Sosúa que solía acompañar de los huevos fritos mas sabroso que he probado. Dormíamos en colchones puestos sobre el piso de madera y toda la semana era una fiesta, con Zunilda de anfitriona. Fueron dias felices que continuaron luego con los sobrinos y con el clan Rancier que se aposentó en el ensanche Atala, donde vivía Ita, quien con Flavio prácticamente inauguró el barrio, y luego llegaron Matias y Zunilda y también Yleana -no se si en ese orden. Entonces las fiestas familiares se hacían en Navidad en el Atala, a veces donde Zuna y otras veces donde Ita y donde Yleana. Luego de la muerte de  Matias, a quien siguieron con demasiada prisa Marinito y luego Papá, cada quien fue tomando su rumbo y fueron menos las oportunidades de juntarnos en familia. Las últimas reuniones familiares la realizamos, antes de la muerte de Mamá, en Juan Dolio y siempre con la presencia  de Zuna.
Mis sobrinos, sus hijos, recibieron siempre el apoyo y el soporte de Zuna, amorosa y severa cuando era preciso. Abdaly trabajó conmigo en aquella Brea & Rancier mítica de la 27 de Febrero con Barahona, con Emilio, Pedro, Coqui, y tío Raúl. Benrubi, siempre cabeza caliente, animaba los encuentros alternando chistes y tragos con Ilmar y con Chito y Hamlet, la persona mas cariñosa del mundo, ha seguido repartiendo los mas calurosos abrazos que puede uno recibir.
En ausencia de Matiita, Zuna crió sus hijos con amor y responsabilidad, con la presencia siempre de los Durán, mocanos de pura cepa. Me había olvidado decir que Zuna era de Moca, donde conoció a Matias, donde se enamoraron y se casaron porque sí y sin decirle a la familia.
La última vez la vi en Juan Dolio y aun recuerdo su sonrisa y sus ojos claros.
Sí, se que estará ahora en mi Estrella Poblada, donde quiera que esté, y de repente me doy cuenta que se me han ido muchos ¡demasiados!
OR.



Añadir leyenda


sábado, noviembre 03, 2018

30 Años de un Decreto Histórico

el 3 de noviembre de 1988 Joaquín Balaguer, en ese momento presidente de la República, emitió el decreto 503-88 en que consignaba el día 3 de noviembre, día del nacimiento de Guillermo González Sánchez, como Día de la Arquitectura Dominicana, a solicitud del Grupo Nuevarquitectura fundado el 3 de mayo de 1979. El decreto se logró con el apoyo incondicional del Arquitecto Rafael Tomás Hernández, en una gestión que hicimos desde Nuevarquitectura encabezada por Emilio Brea.
De esa fecha han pasado 30 años, Emilio ya no está y Nuevarquitectura solo existe en las Bienales de Arquitectura, aunque hacemos grandes esfuerzos por reactivar el grupo a toda su capacidad.
Este 3 de noviembre, Día de la Arquitectura Dominicana ( no del Arquitecto  como dicen algunos) he querido regalar a todos los arquitectos dominicanos tres cosas que nos parecen importante:
La copia del decreto histórico, y el primero y el último de los manifiestos de Nuevarquitectura. En septiembre de 1981 publicamos el primer manifiesto que titulamos Nuestra Voz en el marco de ese también histórico evento, el primero de Nuevarquitectura, " Arquitectura Contemporánea en la República Dominicana", celebrado en Casa de Teatro.  25 años después, en el marco de la 8va Bienal de Arquitectura de Santo Domingo celebrada del 3 al 13 de noviembre de 1986, publicamos el Manifiesto de los Sueños, que recogió Miguel D. Mena en su pagina de Cielonaranja. Un manifiesto de juventud y otro de madurez y como eje conductor en ambos se manifiesta esa pasión irrestricta por la arquitectura que siempre ha acompañado a Nuevarquitectura, y ambos todavía son increíblemente  actuales.
Espero que en este, nuestro Día, los arquitectos y  estudiantes de arquitectura, puedan disfrutarlos y en mi interior deseo que estos dos manifiestos  puedan encender en cada uno esa pasión que afortunadamente nos ha encendido siempre.
OR



NUESTRA VOZ:
LA CRITICA DE ARQUITECTURA EN SANTO DOMINGO.
Hace alrededor de dos años, en un panel de críticos y arquitectos, organizado por la Aso­ciación de Estudiantes de Arquitectura de la UASD, se dijeron muchas cosas interesantes, entre ellas la necesidad de que la crítica de arquitectura se hiciera por arquitectos o críti­cos jóvenes, de manera que los intereses, que envuelven a los arquitectos establecidos, no mutilaran el proceso crítico.
Desde esa fecha hasta ahora se han producido algunas reacciones; débiles al principio, pero que poco a poco han tomado fuerza y han genera­do una efervescencia en los medios arquitectura les.
Evidentemente que ha existido "miedo" a la ‑crítica, un miedo producto de la falta de tradición arquitectónica en nuestro país y que produce una variada gama de opiniones que van desde considerar a esos jóvenes, de los que se hablaba en aquel panel de críticos, de carentes de fuerza moral para juzgar la obra de otros arquitec­tos, precisamente por el "contundente' hecho de ser jóvenes y no tener ninguna obra en su haber; hasta la posición de apoyo a ese tipo de escri­to hecha precisamente por algunos arquitectos cuyas obras se juzgaron, lo que demuestra la aper­tura mental ante el proceso crítico de los mis­mos.
Muchos arquitectos creen que aquíno hay ni se hace crítica de arquitectura, a esos le decimos: Pues bien, hagámosla!
Por nuestra parte, creemos que lo que existe es una falta de responsabilidad porque en nuestro medio se da mucho lo que hemos llamado "crítica de salón", muchas veces ms incisiva, mordaz y dañina que la crítica escrita.
A los críticos de salón les decimos: Ahíestán los medios para que hablen a una concurrencia que no estélimi­tada por cuatro paredes y unos cuantos pares oídos, úsenlos!
Este evento ha sido organizado para crear polémicas. Dice Charles Jencks, refiriéndose los brutalistas"...el insulto, el chismorreo otros molestos métodos del brutal ismo resulta muy efectivos, porque consiguieron abrir los ca­nales obstruidos del dialogo arquitectónico y demostrar que el ataque crítico puede ser más estimulante que los elogios"
Pues bien, nosotros estamos dispuestos a hacer usos de esos recursos ... si es necesario.
Creemos que una crítica sistemática redundaría en favor de una mejor arquitectura.
Creemos que la crítica no es patrimonio de la inteligencia anquilosada de algunos escogidos arquitectos.
Creemos que el usuario anónimo es también cri­tico y que de sus observaciones, acertadas muchas veces, se pueden sacar conclusiones edificantes.
Creemos en la autocrítica y exhortamos a los arquitectos a que hablen de su obra, y que no consideren las mismas como ''secreto de estadocomo bien apuntaba un arquitecto amigo.
Creemos que debe hablarse de arquitectura.
Creemos que la arquitectura es arte, pero también es técnica con fuertes connotaciones socia­les y que al hablar de ella debe hablarse en to­dos los aspectos y no juzgar la obra como plástica solamente o como técnica pura y sobre todo no aislarla de su contexto socio‑económico y político.
Exhortamos a las escuelas de, arquitectura a que se hagan participes de este proceso que dejen oirsu voz ante los problemas de la arquitectura.
Creemos en el compromiso de la arquitectura con su medio social.
Queremos y estimamos entrañablemente nuestros monumentos coloniales; pero creemos que somos hombres de este siglo, de este día, este momento
Creemos que debe mirarse el pasado en la medida que sirva para juzgar el presente.
Debemos analizar lo hecho y marchar hacia el futuro.
Grupo Nueva Arquitectura
Septiembre 1981











MANIFIESTO de los SUEÑOS

INTRODUCCION


Emilio José Brea García :::  Luís Omar Rancier Valdéz
                                                        
3 al 13 de noviembre 2006 
Museo de Arte Moderno,
Centro Cultural Juan Pablo Duarte,
Santo Domingo,
República Dominicana.

viernes, agosto 24, 2018

¿Quién ha dicho que la arquitectura moderna ha muerto? A Rafael Calventi, In Memoriam.

¿Quién ha dicho que la arquitectura moderna ha muerto?
A Rafael Calventi, In Memoriam.

Resultado de imagen para Rafael Calventi



Esa fue la exclamación de Roberto Segre al entrar en la residencia del Arq. Rafael Calventi. Fue a principios de los 90 y estábamos inmersos en la preparación del Tercer Seminario de Arquitectura y Urbanismo que se celebraría en Santiago de los Caballeros. El primero se había celebrado en la UNPHU organizado por Nuevarquitectura. En esa época se comenzaba a tejer una red de amigos arquitectos que promovimos desde el Grupo Nuevarquitectura el inolvidable Emilio y yo. La red estaba compuesta por un grupo de los mas destacados arquitectos del Caribe: Roberto Segre, Fernando Salinas, Mario Coyula, José Antonio Choy López de Cuba, Luis Flores, Emilio Martínez, Manuel Bermúdez, Andrés Mignucci de Puerto Rico, Serge Lechtmy y Gustavo Torres, de Martinica y de Santo Domingo participábamos, además de Emilio y yo, Cristóbal Valdez, Placido Piña, Jordi Masalles, Yuyo Sánchez y Cesar Curiel, Remedio Ruiz, entre muchos otros.

A Rafael Calventi lo conocí como mi profesor de Teoría de la Arquitectura en la UASD a principios de los años 70. Era ya reconocido como un gran arquitecto que había sido director del Departamento de Arquitectura en 1962 y sus clases eran muy esperadas. Aquella cátedra la desarrolló en base al libro de Bruno Zevi, “Saber Ver Arquitectura”, revelando así su formación italiana que se manifestara en aquel famoso “Eje Italia” mencionado por Plácido y que impuso una nueva visión en la enseñanza de arquitectura. Era un ferviente seguidor de la sección aurea y decía que siempre que veía un espacio que le gustaba lo medía y el resultado respondía a la proporción de la sección aurea.

En 1979, ptengo la oportunidad de participar con el Arquitecto Calventi, ya reconocido como el autor del Banco Central, en un panel que organizara Joaquín Apolito, de la Asociación de Estudiantes de Arquitectura de la UASD, en los paraboloides de la entonces Galería de Arte Moderno, en donde se trató, entre otros temas, el tema de la crítica de arquitectura.  En ese panel participamos, además de Calventi, Eduardo Selman, actual Ministro de Cultura, la conocida crítica de arte Marianne de Tolentino, Luis Lama, un crítico de arte peruano que escribía en El Caribe y yo, que iba como arquitecto recién egresado. Recuerdo que el panel se retrasó porque Calventi se dio cuenta que tena puesto zapatos de colores distintos. Se excusó diciendo que se había cambiado en medio de un apagón, cosa muy frecuente en esa época, y salió a cambiarse los zapatos. Aquel panel me permitió hacer mi primer texto publicado, un artículo titulado “Arquitectura y Critica” que aparece en la edición del Listín Diario del martes 20 de noviembre de 1979. Era una publicación que tenía perdida y que en estos días la rescató, en su labor de investigación para su pagina Imágenes de Nuestra Historia, y me la envió, el fraterno Bienvenido Pantaleón, cosa que le agradezco infinitamente.
Mi primer articulo. Arquitectura y Crítica. 1979.


Después de eso, Calventi fue un invitado habitual en los eventos de Nuevarquitectura.
En 1986 publica con la colaboración de los arquitectos  Gustavo Moré y Luz del Alba Reinoso y las excelentes fotografías de Onorio Montás, su libro “Arquitectura Contemporánea en Republica Dominicana”, un texto esencial para el conocimiento de la arquitectura moderna dominicana. Una de las cosas que lamento es que perdí el libro, con una dedicatoria muy afectiva, que me obsequió. 
Resultado de imagen para Rafael Calventi Arquitectura contemporanea en la Republica Dominicana

El liderazgo de Calventi se evidencia cuando en 1991 convoca a un grupo de arquitectos para analizar la situación que se daba, y aun se da, en el ámbito político y profesional en ese momento. Las primeras reuniones se hacen en unas tertulias que se celebraban en un restaurante chino, con diseño de interiores de Gustavo Moré, que había en Las Atarazanas donde se decide hacer un documento público donde los arquitectos, un grupo, fuimos 28 los que firmamos,  denunciaran  esa situación al país.  Recuerdo muy bien el proceso de redacción de aquel Manifiesto al Gobierno y al País, o la Carta de los 28, como también se conoce. Nos reunimos en la oficina de Calventi en la Av. Bolívar un grupo entre los que estaban, si no recuerdo mal, Cuquito, Plácido, Emilio y yo. Emilio se retiró y no firmó la carta porque no se incluyó el tema de los bancos comerciales que él había propuesto. Los numerosos escándalos y cierre de bancos comerciales posteriores, le dieron la razón a Emilio. Sin embargo, la carta fue documento excepcional cuyas demandas son hoy día, a casi treinta años de publicada, actuales. ¡Tan poco hemos avanzado institucionalmente!

Manifiesto al Gobierno y al País. 1991. Diseño gráfico de Fernando Ottenwalder.


 El Manifiesto apareció en varios periódicos con un elegante diseño gráfico en forma de una columna clásica realizado por Fernando Ottenwalder y que dio origen a una contra carta realizada por arquitectos que trabajaban con el gobierno de Balaguer.

Siendo Joaquín Gerónimo director del INVI, en el primer gobierno del PLD en 1996, me pidió que contactáramos a Calventi pues Joaquín estaba empeñado en cumplir una promesa hecha a Juan Bosch de rescatar el maravilloso monumento a la Restauración en Capotillo diseñado por Calventi y que en esos momentos estaba prácticamente abandonado. En esa época yo estaba contratado por el PNUD para organizar el Seminario "Hacia una Política de Vivienda en la Republica Dominicana" con el también inolvidable Oscar Barahona. Calventi nos proporcionó los planos y participó de manera entusiasta en el rescate de su monumento.



Recuerdo muy especialmente la visita que le hicimos Cristóbal Valdez y yo a Argentina, en el 2006, cuando Calventi era embajador en ese país. Estábamos participando en una reunión de Ministerios de Vivienda -MINURVI- en Montevideo Uruguay y aprovechamos cruzar a Argentina entre otras cosas a visitar a nuestro amigo. Calventi nos recibió con ese don innato de gran anfitrión y pasamos unas veladas encantadoras con él y su señora, Maibé.

En el 2007 tuvimos la oportunidad de participar en la redacción del libro del Banco Central, editado por Gustavo More, titulado " Banco Central : 60 Años de Historia, Arte y Arquitectura". Hicimos la parte de arquitectura y participaron en la edición Marianne de Tolentino y Roberto Segre que le realizó una magnifica entrevista a Calventi. En aquella ocasión pude profundizar en el diseño de Calventi, donde desplegó toda su capacidad y creatividad en dar forma e identidad a una institución financiera.

Resultado de imagen para 60 años de Arte y ARquitectura Banco Central

En aquella ocasión escribí:
“La influencia de Calventi en la arquitectura dominicana se reconoce no sólo a través de sus diseños, que recogen algunas obras paradigmáticas de nuestra edilicia construida – conjunto del Banco Central, Palacio de los Deportes de Santiago y edifico Palic, entre muchos otros – sino también en la docencia, como profesor de Teorías de la Arquitectura y de Diseño Arquitectónico (Consignado como “Composición Arquitectónica” en el pensum de la recién denominada Universidad Autónoma de Santo Domingo -hablamos de finales de los años sesenta- cuando se desarrolla en la mas antigua universidad de América el llamado “Movimiento Renovador”, que saca de la academia a los remanentes del trujillismo)y como Director del Departamento de Arquitectura de la Universidad Autónoma de Santo Domingo, donde con Manuel Salvador -Doy- Gautier y Víctor Bisonó, conforman lo que se conoce como el “Eje Italia”, un grupo que transmite a sus estudiantes el humanismo clásico de la arquitectura fruto de su educación italiana, desde el punto de vista moderno.
Esta influencia se reconoce, además en la formación directa en su taller profesional de un grupo de arquitectos que han marcado nuestra arquitectura, como Plácido Piña, Luis Schiffino y Bichara Khoury, colaboradores en el diseño del Banco. “
Resultado de imagen para 60 años de Arte y ARquitectura Banco Central

Calventi nació en La Vega y se formó en Italia, trabajó en las oficinas de Pierre Dufau, del bauhausler Marcel Breuer y de I. M. Pei, el gran arquitecto norteamericano de origen chino autor de la pirámide del Louvre. En la oficina de Pei tuvo como compañero de trabajo a Richard Meier. De regreso al país fue el primer director del Departamento de Arquitectura de la UASD.

La ultima vez que le vi fue en casa de Cristóbal Valdez donde pasamos con Calventi y su señora una noche memorable. 

Se ha ido un gran arquitecto, una persona íntegra, de temperamento fuerte, a veces difícil, pero convencida y comprometida en cuanto la necesidad de transformar nuestro país en un país mejor y en entender la arquitectura sobre todo como un compromiso social.


Sí, la arquitectura moderna no ha muerto, está viva en la obra de Calventi: el conjunto del Banco Central y auditorio, el Palacio de los Deportes de Santiago, el Edifico MAPFRE (antiguo Palic), El Monumento a la Restauración solo para mencionar algunos, que constituyen algunas de las principales muestras de esa segunda generación de arquitectos modernos de la Republica Dominicana, de la que Calventi, con Cucho Borrell, Eduardo Selman, Doi Gautier, Erwin Cott y Espaillat Nanita, entre otros, formara parte.  Calventi es importante en el proceso de la construcción de la arquitectura dominicana no sólo por su obra arquitectónica sino por sus aportes en el replanteamiento de una nueva manera en la enseñanza de la arquitectura, de una nueva arquitectura para un país nuevo que se debe reconstruir desde sus instituciones.
Me siento muy apenado. ¡Mi Estrella Poblada sigue creciendo!

Un loro posado en la pared del Banco. Un adiós a su Arquitecto!. OR.






viernes, julio 27, 2018

ARQUIFIESTURA: 35 años después.

Arquifiestura: 35 años después.



Este sábado 28 de julio la Escuela de Arquitectura y Artes de la UNPHU invita a Arquifiestura  2018 , definida por la Escuela como “Una actividad de carácter lúdica- académica es ARQUIFIESTURA,  un festival que hemos retomado para celebrar, exponer y valorizar la arquitectura, el urbanismo y áreas afines en nuestra escuela, nuestros egresados, estudiantes y profesores podrán vivir un día lleno de actividades artísticas, exposiciones de trabajos, visitas guiadas, proyección de películas, talleres, foodtrucks, música y más.”
Créditos
 Heidi De Moya, Directora de la Escuela de Arquitectura y Urbanismo. Constantinos Saliaris, Director de la Escuela de Diseño.  Silvestre De Moya, Corey Allen, Sly De Moya, Escuela Internacional de Musica.
Mizoocky Mota, Coordinadora de la Escuela de Arquitectura y Urbanismo. Heidi Gonzalez, Naila Rodriguez, Jorge Marte, Ruddy Arias, Elizardo Ruiz, Raulina Capellán, Elizabeth Sosa, Alan Rodriguez, Luisa  De La Rosa,  Coordinadores de Areas.
Mauricia Dominguez, Gilkaurys Rojas, Juan Rufino Castillo, Munia Cumberbach, Investigaciones. Ramón Mendez, Planta Fisica. Ylka Mendoza, Oficina de Egresados de Arquitectura.
Ruben Hernandez, Alexis Cordones, Pablo Yermenos, Unidad de Arquitectura Avanzada
 Linda Roca, Juan Mubarack, Coordinadores de Maestrias
Luz Albania Hernandez, Olga Frias, Griselda Martinez, Asistentes Administrativas.
Comité de Estudiantes de Arquitectura, Comité de Estudiantes de Diseño

Omar Rancier, Decano Facultad de Arquitectura y Artes.


Hace 35 años el Circulo de Arquitectura de la Escuela de Arquitectura y Urbanismo de la UNPHU dirigida por Eduardo Lora invitaba,  el sábado 16 de abril de 1983,al primer festival de Arquifiestura. En la Hoja de Arquitectura que el Grupo Nuevarquitectura publicaba en el Nuevo Diario, reseñamos en dos ocasiones aquel evento. En la primera, el lunes  11 de abril del 1983, Hoja 49 de Arquitectura, publicamos el afiche y el programa de la actividad; en la segunda, publicada el martes 19 de abril, Hoja 50 de Arquitectura,  después del evento, evento que disfrutamos muchísimo Emilio y yo, publicamos una reseña del mismo.

 En aquella reseña decíamos que Arquifiestura de la UNPHU cubría la falta de los Expo-Taller de la UASD . Decíamos hace 35 años que las muestras (de profesores y estudiantes) “…llamaron la atención, no tanto por su adecuado montaje como por lo sintomático de las mismas, que estuvieron imbuidas del espíritu posmoderno ( o pos-cualquier-cosa, atendiendo al fenómeno de que ningún posmodernista es realmente, y según ellos, posmoderno)”.Decíamos que aquello definió lo que podría llamarse “escuela UNPHU”. Con respecto al montaje hablábamos de “una secuencia que iba desde los correctamente presentados hasta el desenfadadamente iconoclasta que se adornó con una cáscara de guineo y unas ropas pendientes de un cordel”.Aquel iconoclasta era nuestro querido amigo Fernando Ottenwalder. Terminamos la reseña felicitando a la Escuela de Arquitectura de la UNPHU y esperando que nos “arquifestejaran” de nuevo. Bueno, ese “arquifestejo”  ha venido 35 años después demostrando que las buenas ideas son siempre rescatables.

  Fue en la misma época en que estábamos organizando aquella exitosa “Arquitectura’83. Ciclo de conferencia y exposición de proyectos NO realizados” en los salones del entonces Instituto Dominicano de Cultura Hispana que dirigía Pedro Vergés, en esa bella edificación del Colegio Gorjón, evento que se celebró  del 6 al 8 de mayo de1983 con un montaje a cargo de Miki Vila y donde quede prendado de Carmina Burana, que Placido Piña utilizara como fondo musical de su presentación, desde entonces Carmina Bura de Karl Orff es para mi la música de la arquitectura y creo haberle transmitido ese sentir a muchos de mis estudiantes a los que les  he asignado , y aun les asigno, trabajos que deben tener como fondo musical una de las cantatas de Orff. Por esa coincidencia de fechas, del 16 de abril al 6 de mayo en la Hoja de Arquitectura del 11 de abril el encabezado fue “ Dos eventos en menos de un mes”. Eventos que fueron maravillosos como esperamos que sea esta nueva versión de Arquifiestura.

En aquella ocasión hace 35 años jamas nos podíamos imaginar que seríamos Decano de la Facultad de Arquitectura y Artes de la UNPHU en la próxima edición de ARQUIFIESTURA.

Por considerarlo de interés publicamos en PeNeLoPe las dos hojas de Arquitectura que hacen mención a estos dos eventos y el programa de Arquifiestura 2018. 

Hoja 49 de Arquitectura ( primera pagina). Lunes 11 de abril de 1983. El Nuevo Diario. 

Hoja 49 de Arquitectura ( segunda pagina). Lunes 11 de abril de 1983. El Nuevo Diario.

Hoja 50 de Arquitectura ( primera pagina). Martes 19 de abril de 1983. El Nuevo Diario.

Hoja 50 de Arquitectura ( segunda pagina). Martes 19 de abril de 1983. El Nuevo Diario.

OR